Hoy en la Iglesia, la mayoría de los creyentes, han hecho una clara separación entre el trabajo (Su Lugar de Trabajo) y el valor y la perspectiva de Dios (Su Visión del Trabajo). Esto se basa en años de mentalidades religiosas que ponen el valor del trabajo como meramente secular y mundano (materialismo). Cuando hacemos un estudio sobre el trabajo y labor en la Escritura, encontramos una visión y definición completamente diferentes de la obra y el trabajo de Dios modelados en Génesis 1.

El Salmo 8: 3 declara que la creación y el universo son la obra de sus manos.

El Salmo 139: 13-16 declara que Él trabaja para formarnos en el vientre de nuestra madre.

La creación da testimonio de su hábil obra de acuerdo al Salmo 104: 24

El hecho más asombroso acerca de Dios y de la obra es que encuentra deleite en su trabajo y también sus hijos deberiamos hacer lo mismo (Génesis 2: 2-3).

En “Cada Hora de Despertar: Una Introducción al Trabajo y Vocación para los Cristianos” Benjamin T. Quinn y Walter R. Strickland II explican que:

Dios creó todo y declaró que era bueno (Gen 1: 4, 10, 12, 18, 21, 25, 31). Esta afirmación disipa la noción de división sagrada-secular (es decir, dualismo), lo que implica que sólo una parte de la creación es buena. El pensamiento dualista subverte una comprensión cristiana del lugar de trabajo y separa nuestra fe de las tareas cotidianas. En esencia, el dualismo divide nuestra lealtad y frustra nuestra capacidad de comprometer nuestro trabajo con una mente orientada hacia el reino. Dibuja una línea a través del mundo y nos obliga a caminar en ambos lados de ella, relegando en última instancia asuntos espirituales a un lado y vocacional y otras preocupaciones comunes al otro. Al final, una cosmovisión dividida en esferas sagradas y seculares socava las enseñanzas de la Escritura (Gen 1, 1 Tim 4: 4) y no reconoce que la vida cristiana como un todo está dedicada al Señor.

Este dualismo del sagrado-secular ha retenido la capacidad de la Iglesia para alcanzar esferas que han sido tomadas por una mentalidad religiosa que nuestro trabajo en el mundo no tiene valor e importancia para Dios. Ha causado tensión en la Iglesia entre aquellos que se sienten llamados y tienen una misión en el lugar de trabajo en lugar de ministerio.

He visto cómo la gente de negocios se sienten inaceptables, no espirituales y materialistas porque su mente gira en torno a sus esfuerzos de negocios en lugar de servir en alguna capacidad en su Iglesia local. Dios ve las cosas de manera diferente que nosotros. Todos tenemos un rol vital en el Reino y uno no es menos que el otro. Una perspectiva bíblica, una perspectiva de Dios sobre la labor y el trabajo nos permitiría ver el valor, la importancia y el rol que el lugar de trabajo tiene en el progreso del Reino de Dios.

Exhortacion a Líderes y Pastores

Sólo hay 52 domingos en un año determinado, de esos domingos tiene una hora aproximadamente para hablar sobre la vida de los que asisten a su iglesia, lo que equivale a 52 horas a 78 horas al año, dependiendo de la duración de su mensaje. La mayoría de su congregación pasa 8 horas al día en su lugar de trabajo, que equivale a cerca de 2.088 horas en un campo que nunca tocara a menos que tenga una perspectiva de Dios de trabajo y puede equiparlos para servir a Dios en su lugar de trabajo con eficacia.

LA GLORIA DE DIOS EN SU LUGAR DE TRABAJO

La Gloria de Dios es la suma de toda Su Belleza, Su Justicia, Su Compasión, Misericordia, Gracia y cada atributo como la Escritura nos revela. Nuestras ciudades y naciones están formadas por siete esferas donde la presión es aplicada por aquellos que tienen dominio sobre ella. Para ver las cosas de la manera que Dios las ve tenemos que reorientar nuestra mente a su perspectiva y visión del mundo que nos rodea. Cada aspecto de su trabajo contiene elementos del carácter de Dios y Gloria. Al ver esos elementos, puede proclamar Su Reino en su esfera de influencia. Quiero que piense en el campo en el que trabaja; Quiero que piense en uno de los atributos y características de Dios. Voy a tocar algunas otras esferas de influencia, además de negocios como un ejemplo:

Familia – Como una mamá usted tiene uno de los trabajos más valiosos en el Reino, usted está levantando a la generación siguiente de hijos e hijas de Dios. Como padre, que provee usted está ejemplificando el corazón de Dios y la naturaleza de proveedor, su labor y trabajo no son en vano, es una delicia para Dios ver una mamá, madre soltera, padres y familias cultivando relaciones sanas y Demostrando los principios del Reino en su hogar.

Gobierno – El carácter de Dios de la justicia, el orden divino y el autogobierno son ejemplificados por los funcionarios gubernamentales tanto a nivel de la comunidad local como a nivel nacional. Usted tiene un rol vital que representar el carácter de Dios de la justicia, el orden divino y el gobierno de acuerdo a Su diseño y revelación para la humanidad y Su Reino. Su labor y su trabajo son vitales e importantes para el Avance del Reino de Dios.

Educación – Los educadores representan el corazón de Dios para transmitir de una generación a otra sus valores, cultura, principios, etc. Su trabajo no es menos que un maestro de escuela dominical, Pastor o Maestro en cualquier domingo dado en la Iglesia. Usted tiene una contribución vital para su comunidad y el avance del Reino de Dios.

Artes – Animadores, artistas, actores, etc … todos representan el carácter creativo de Dios.

Hay otras áreas que podemos mirar de cerca cómo Dios la ve, y es importante que le permitamos revelar su perspectiva a nosotros. ¿Cómo ve su rol en la sociedad? ¿Cómo ves tu trabajo? Es hora de que usted restaure el deleite al trabajo duro que usted hace. Dios se deleita en su eficacia y productividad.

Nuestras prioridades en nuestro lugar de trabajo están determinadas por lo que permitimos que domine nuestra vida espiritual y natural, sea una perspectiva integral o dividida. Ambos, compartir el evangelio como portadores de la imagen de Dios a través de nuestro estilo de vida y trabajo es importante. Debemos ser portadores de su Gloria y semejanza y representantes de Su Reino a través de manifestaciones de nuestro excelente trabajo.

¿POR QUÉ ES NECESARIA UNA PERSPECTIVA BÍBLICA DEL LA LABOR Y DEL TRABAJO?

Al final, nuestra perspectiva bíblica del trabajo creará una cultura que cultive individuos con poder para reformar y transformar su esfera de influencia sin sentirse como si estuvieran fallando en su vida espiritual en el Reino de Dios. Es hora de que desarrollemos y hagamos espacio para los reformadores de la sociedad que están equipados con principios espirituales y poderosos del reino que son igualmente empleables en nuestras iglesias locales como en su lugar de trabajo.

¿Verá su trabajo a la luz de la perspectiva de Dios?

¿Querrá usted, como líder, hacer un lugar para estos hombres y mujeres que Dios ha escogido para alcanzar campos que no puede tocar a menos que usted los pueda capacitar para hacerlo con herramientas espirituales y darles la libertad para ser lo mejor en su campo?

Categories: Pensamientos

Edgar Iraheta

Edgar, Husband, Father, Minister, and Author.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

en_USEnglish
es_ESEspañol en_USEnglish